Buscar en Este Blog

jueves, 8 de noviembre de 2012

La Voz: Última noche de batallas

La pasada semana en la segunda noche de "batallas" tuvimos lágrimas, dudas y varias actuaciones que pusieron a sus coaches más tensos que nunca, y anoche no fue para menos.

La primera batalla de la noche era la de tres artistas con un gran nivel vocal, Paco Arrojo y las gemelas Marta y María. Levantaron a todos de sus asientos con su peculiar versión de "Y cómo es él", e hicieron disfrutar muchísimo al público, y aunque se lo pusieron muy difícil, David Bisbal debía elegir y quiso quedarse con Paco. 

Después de esta batalla se subían al ring Angelica y Noemí. A esta última no le terminó de convencer el tema - creyó que no le favorecía en absoluto - y esto se notó sobre el escenario. Rosario decidió quedarse con Angelica "por tener una voz maravillosa", a pesar de tener en cuenta el gran sacrificio que hizo Noe para adaptarse al tema.

La tercera actuación era la de la sevillana Marta y Claritzel, que interpretaron la samba "Más que nada".

Un duelo muy reñido que tuvo el honor de ganar la "ex-triunfita" Claritzel. Tanto Nek como Melendi coincidieron en que podrían sacarán más partido de ella que de su "compañera" (más bien rival).

Tras ellas, David Bisbal retaba a Sharay Abellán y Brequette, dos voces muy diferentes que compartían "ring" y canción, "If ain't got you" de Alicia Keys.

Después de quedarse solas mientras su coach deliberaba junto al asesor Luis Fonsi, ambas recibían la noticia; Brequette era la afortunada.

Isabel Barría también decía adiós al programa tras enfrentarse, muy nerviosa, a Alejandro Canals con una bonita interpretación del tema "Mi amante amiga".

Después de Isabel y Alejandro se subían al ring Anael Santana y Estitxu.

Esta última veía a Anael como una rival muy fuerte, pero aun así, salió a cantar con muchísima fuerza la canción que su coach, Rosario Flores, les asignó, "I wanna dance with somebody".

Rosario reconoció que en esta ocasión estaba muy indecisa, que durante los ensayos Estitxu le había sorprendido mucho al ver el temperamento que tenía, pero una vez en el escenario, la vió más nerviosa y sintió que Anael había disfrutado más y era ella la que merecía seguir adelante.

Y con ellas terminaban las batallas, y cada coach contaba con 7 aspirantes a ser La Voz de España. Como de esos siete solo podían pasar seis, David Bisbal, Melendi, Rosario y Malú tuvieron que elegir a dos de ellos para que volvieran a cantar de forma individual. Y así fue como se determinó quien se quedaba a las puertas de la gala en directo.

Continúa leyendo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

< >